Your address will show here +12 34 56 78
Uncategorized



El día a día combinado con las responsabilidades y obligaciones propias de la vida muchas veces producen estrés y cansancio en las personas. Esto ocasiona que la gente busque métodos para liberarse de estos males. Muchos acuden a gimnasios y spas. Lugares donde usualmente se pueden encontrar saunas. Es decir, baños de vapor que se realizan en un lugar a muy alta temperatura (calor seco) ocasionando así la sudoración. Los saunas son excelentes opciones para aquellos que buscan un respiro de la vida. Además, cuentan con múltiples beneficios que te mencionaremos a continuación.


Limpieza de la piel

No hay nada como tener una piel brillante y suave. Esto posible de lograr tomando un baño de sauna. Decimos esto, porque el calor produce sudor; por ende, los poros se abren y se eliminan las células muertas. Además, el sudor también se deshace de bacterias y activa la circulación capilar.


Eliminación de toxinas

Realizar una actividad física durante 30 minutos al menos 3 veces por semana es algo que muchos de nosotros sabemos que es elemental para llevar una vida saludable. Sin embargo, muchas veces no se tiene el tiempo o la fuerza de voluntad para hacerlo. Ahora bien, cuando nos ejercitamos, sudamos y, cuando sudamos, bajamos nuestros niveles de toxinas presentes en el cuerpo. Un baño de sauna nos puede ayudar con esto gracias a que nuestro cuerpo estará sudando profundamente gracias al calor. Esto nos ayudará a reducir los niveles de mercurio, níquel, zinc, cobre y plomo.


Reduce el dolor en músculos y articulaciones

Mucha gente dice que una buena carcajada puede curar todos los males. Esto no es del todo mentira, pues reír libera endorfinas que a su vez producen un efecto calmante en el cuerpo. De igual manera, un baño sauna libera endorfinas, lo que ocasiona una reducción de dolores musculares o artritis. Además, el proceso de curación natural del cuerpo mejora. Esto se debe a que los vasos sanguíneos se dilatan y la circulación mejora.


Quema de calorías

Si bien, un baño sauna definitivamente no es reemplazo del ejercicio ni te ayuda a bajar de peso per se, sí te puede ayudar a bajar calorías. Lo anterior se debe obviamente al proceso de sudoración y el aumento del ritmo cardíaco.

Si te apetece disfrutar de todos estos beneficios, no lo pienses más y visita uno. Solamente recuerda no ir en ayunas, después de haber ingerido bebidas alcohólicas o estar por un período mayor a 20 minutos.


Fuente:

Naturisima

0