Transformación de Mérida

4 razones para vivir en Mérida.

De las tasas más bajas de desempleo

Mérida  tiene un intenso programa inmobiliario que ha creado fuentes de trabajo, que aunque no son los mejor remunerados, incide en tasas de desempleo de las más bajas del país. “Hay otros factores que también han despertado el interés de personas y empresas por llegar o permanecer en Mérida: un mayor entendimiento y desarrollo del llamado emprendedurismo y la generación de nuevo conocimiento basado en la ciencia y tecnología, por lo cual se crea un Parque Científico y Tecnológico”, expresó José Luis Canché Escamilla, catedrático  y ex director de la Facultad de Economía de la Universidad Autónoma de Yucatán

Amabilidad y cultura

Por su parte, el presidente de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo de Mérida (Canacome-Servitur), José Manuel López Campos, citó que un ejemplo de la calidez de vida que ofrece Mérida se refleja en la “hospitalidad y manera de ser de los meridanos, que es conocida mundialmente”. Un segundo factor es su concepción cultural, “uno puede respirarla, todo gira en torno a ella y eso hace que además de la calidad de vida que se refiere de manera general, también la haga no una ciudad de las más seguras del país, sino la mas segura”, acotó. Eso se debe, abundó, a la fusión de dos culturas, maya y española, la colonia se dio de una manera diferente que en el resto de México, porque Yucatán estuvo aislado del centro del país muchísimos años; por ello, el desarrollo cultural y la forma en que se fueron dando los modelos económicos de la hacienda. “Tuvimos un desarrollo urbano con avenidas y traza urbana que respetó a la de la ciudad; con una riqueza económica de finales de los siglo XIX y XX que permitió se conviertan en museos, en teatros”. También, apuntó, “es tradicional la calidad de servicios, por ejemplo, es la ciudad como mayor número de estudiantes per cápita por escuelas; concentra las mejores facultades del sureste y cuenta con la segunda facultad de medicina instituida en el país.

Concejos de participación ciudadana

Por su parte, el alcalde de Mérida, Renán Barrera Concha, opinó que la percepción social de que Mérida es una de las de ciudades con mayor calidad de vida “mucho tiene que ver con la interacción y participación de sus ciudadanos en la toma de decisiones y la exigencia a su gobierno de vincularse a ellos”. Consideró que “si no hay participación ciudadana en las acciones que emprendemos, que hacemos como gobierno, nos desvinculamos con la gente que nos eligió, por ello en la actualidad existen más de 200 concejos de participación ciudadana; 27 concejos consultivos”. En éstos, dijo, están representadas las cámaras, empresarios, diferentes actores económicos “no como pantalla y escenografía, los tenemos trabajando con el municipio”. Puntualizó que “este tejido social permite tomar decisiones acertadas, exitosas porque la gente se siente tomada en cuenta, eso me parece que genera este ambiente”. Un segundo punto, agregó, es la certeza que genera este ambiente, el “que podamos interactuar con la población no sólo en materia de obra pública y servicios públicos -que hemos logrado restablecerlos- sino que sienta que vive en una ciudad donde hay cultura, hay educación”. Refirió que, “tenemos por ejemplo, la Noche Blanca -a desarrollarse este mismo mes- con la idea de lograr el disfrute de nuestra ciudad, así como el carnaval, que ahora nos permite disfrutar de la ciudad y estar mejor organizado, para que la cultura se disfrute y comparta”.

Desarrollo y seguridad

En relación con el tema del desarrollo económico, el edil dijo que está íntimamente ligado a temas de seguridad, como por ejemplo la coordinación entre la policía estatal, la municipal, la federal y el Ejército Mexicano, que cuentan con una misma plataforma de comunicación y protocolos de actuación. Lo más importante, apuntó, es la forma de ser de los meridanos, su vínculo al compromiso social de atender temas como el de la inseguridad, pues se sabe “que una sociedad que no se respeta a sí misma, no hay policía que sea suficiente ni presupuesto para poder lograrlo”. Otro caso, por ejemplo, añadió, es el vinculado al tema de la basura, pues “también decíamos que una ciudad limpia no es la que más barre, sino la que menos ensucia y creo que eso lo hemos aprendido y comprendido muy bien de un estilo muy interesante”. Dijo que “somos una ciudad colonial que debe aprovechar su potencial ante la tendencia de cambio del turismo de playa y lugares exóticos, pero también un polo de atracción para los sectores educativo y hospitalario, entre otras virtudes, que hacen pensar que salvo el contexto geográfico, es una ciudad con una alta calidad de vida.

Author


Avatar