Consejos

¡No construyas tu casa antes de saber estas 6 cosas sobre los arquitectos!

arquitectos-en-casas

Cuando compras un lote residencial en lugar de una casa hecha en un fraccionamiento, vives esa experiencia parecida a la de ir a comprar una hamburguesa a la cadena transnacional o comprar la carne, molerla, hornear tu pan, cortar los ingredientes, asar y saber que todo sale como tú imaginaste, nos volvemos arquitectos de nuestra idea.

Claro, hacer hamburguesas y construir la casa de tus sueños sólo se parecen en eso, porque para una hermosa construcción necesitarás a un profesional que pueda ayudarte a conceptualizarla, darle forma y hacerla realidad.

Contratar un arquitecto es una decisión que debes cuidar para construir tu casa, por eso aquí te tenemos algunas sugerencias que debes tomar

1.     Nada sustituirá a un profesional

A veces, al momento de construir, surgen varias dudas “¿a quién llamar?”, “¿y si mejor le hago caso a mi primo?”.

La respuesta corta es: no.

El arquitecto no es “ingeniero que no construye”. Olvídate de esa concepción, un arquitecto es un profesional en crear espacios con significado y funcionalidad. Es una pequeña brecha entre el arte y la práctica.

2.     El arquitecto tiene a “su gente”

Si contratas a un arquitecto y el inició el proyecto con sus trabajadores, él debe hacerse cargo de las nóminas, seguros, de respetar los lineamientos de construcción, los cálculos estructurales, etcétera. Muchas veces el arquitecto trabaja en conjunto con un ingeniero, eso le ahorra a ambos muchos dolores de cabeza.

3.     El arquitecto te ayudará a olvidarte del estrés

Al contratar los servicios de estos profesionales, ustedes se reúnen para una pequeña entrevista en la que le cuentas tus inquietudes, necesidades, presupuesto, etcétera. Tú decides el diseño, pero él se encargará de lo demás: permisos de construcción, parámetros, manejo de material, todo eso es gestionado por él. Así que no te preocupes.

4.     Respeta los honorarios

Un arquitecto puede acceder a darte una orientación gratuita sobre tu proyecto o sobre tu construcción, pero es cierto que no puedes pedirle que dibuje planos o que te haga una maqueta o incluso que cotice si no estás pagando sus servicios.

5.     Lo barato sale caro

No dudamos que existan profesionales que cobren un precio menor que el resto de la competencia, e incluso que cobren una fracción de despachos ya consolidados, pero también debes tomar en cuenta que si tu proyecto se cotiza en cierta cantidad en los despachos y, de la nada, surge un tipo que asegura que lo hace por la mitad… hay algo ahí encerrado. Tal vez su proyecto incluya ciertas limitaciones o que sus servicios no lleguen hasta donde tú necesitas. Siempre es importante considerar todo.

6.     Los arquitectos tienen especialidades

Si bien todos tienen la misma base, la verdad es que los arquitectos tienen especialidades. Algunos saben sobre estructura, otros solamente diseñan. Otros saben de residencias, otros sólo tienen conocimiento sobre edificios funcionales. Parte de tu trabajo es encontrar al que mejor se adapte a lo que necesitas. De la misma forma que no vas con un oftalmólogo por un caso de gastritis.

Con esto en mente, ya sólo falta que tomes la decisión y comiences a vivir en Cabo Norte, el lugar donde junto con tu arquitecto podrás hacer todos tus sueños realidad.

Author


Avatar