Consejos

¿Sabías que existe una clasificación de ciudades?

ciudades-ranking-mejores

A todos nos gusta clasificar y crear rankings. Nos divertimos con ellos y está perfecto. Desde clasificar nuestros gustos musicales en “bien”, “no tanto”, “culposo” y “muy culposo”, hasta crear rankings de “las mejores ciudades para vivir en México”, “las mejores ciudades para invertir” o “las ciudades con los mejores desarrollos residenciales”, las listas son muy divertidas e ilustrativas.

Pero ¿sabías que existe una clasificación real de las ciudades?

Y es que en realidad no todas las ciudades son iguales. Algunas tienen mayor población, otras tienen mayor extensión, otras son mucho más densas y otras menos densas. Una clasificación muy útil es por la densidad de población. En este tipo de clasificación existen varios grupos.

Ciudades medianas o pequeñas

Son ciudades que sirven como puente con sectores rurales. En Yucatán se les conoce como “cabeceras municipales” y ayudan a acercar servicios a las poblaciones que no cuentan con ellos.

Ciudades regionales

Estas ciudades son importantes concentradoras del tejido de comunicación urbano. Son ciudades grandes, pero que no llegan a una densidad de población ni a niveles de concentración de automóviles tan altos. También contribuyen a descentralizar el acceso a muchos organismos gubernamentales.

Metrópolis nacionales

Estas ciudades son, usualmente, las capitales de cada nación. Concentran funciones políticas y económicas de gran magnitud. Cuentan con una mayor densidad de población y, en la mayoría de los casos, superan los 5 millones de habitantes.

Megalópolis

Estas ciudades concentran organismos internacionales (como la FIFA) y también son sede de grandes empresas multinacionales. Además, cuentan con servicios de nivel avanzado y su población supera, por mucho, los 10 millones de habitantes.

¿Qué tipo de ciudad es mejor?

Los servicios que se otorgan según los niveles de población y el acceso a mercancías y alternativas hace que parezca muy atractivo vivir en las megalópolis. Sin embargo, nuestra recomendación es entender que los conceptos no son cerrados y que se pueden encontrar ciudades con servicios de Metrópolis nacionales, pero con el entorno de una ciudad más pequeña, aunque en crecimiento.

Los ejemplos abundan: ciudades en los países nórdicos con gran calidad de vida y acceso a servicios pero con una baja densidad de población. En México es posible encontrar ciudades que cumplen con estas características, gracias a la descentralización que se ha vivido en los últimos años.

Ciudades como Mérida, en el sureste de México, se colocan como la mejor ciudad para vivir en este país, pues cuentan con oportunidades de crecimiento y facilitan la vida de las personas gracias a sus servicios, oferta laboral, diversidad en la oferta educativa y variedad de actividades de recreación.

Además, gracias al desarrollo de comunidades planeadas como Cabo Norte, se amplía la gama de servicios, se abre el abanico de posibilidades y se crean nuevos estilos de vida, uno para cada tipo de persona.

Author


Avatar