Consejos

La revolución ha llegado al mundo del yoga

yoga-revolucion

El Hatha Yoga o comúnmente llamado Yoga por la versión más popular de esta práctica espiritual  busca armonizar las energías y respiración, además de tonificar la musculatura y mejorar el equilibrio y la postura.

Sin embargo, muchos quieren llevar esta práctica al siguiente nivel.

De ahí han surgido variantes de esta práctica que pueden llegar a ser lo más pintoresco, cuando no extremo. Los ejemplos abundan: el vikram yoga, que consiste en realizar las posturas en una habitación a 40 grados; el beer yoga, que consiste en equilibrar, junto con el cuerpo, una botella de cerveza; el heavy metal yoga, que escapa de las concepciones tradicionales y utiliza guitarras eléctricas y poderosos acordes como música de fondo, y la lista es interminable.

Entre estas tendencias, y la que nos llamó la atención, es el Paddle Board Yoga, una variante cuyo origen nos traslada hasta las costas de Florida, en el que se trabajan las posturas de la disciplina pero sobre una tabla de surf.

Esta modalidad nos permite aumentar la fuerza, flexibilidad, coordinación y resistencia, al tener que mantenernos practicando sobre la tabla de surf, pero además nos permite estar en un entorno fresco y tranquilo, en medio del mar, de un lago o de una alberca con el tamaño suficiente.

Una de sus ventajas es que no necesitas ser un solemne conocedor para la práctica de esta disciplina, de hecho sólo necesitas tres cosas:

  • Saber nadar
  • Mantener el equilibrio
  • Encontrar un lugar en el cuál practicar.

Las sesiones tardan un aproximado de hora y media, comienza a la orilla y poco a poco te vas alejando hasta sentir que te conviertes uno con el mar.

¿Te atreverías a practicar esta nueva forma de yoga?

Author


Avatar