Transformación de Mérida

Cómo ha influido el turismo en el gran crecimiento de Mérida

Sin lugar a dudas, el turismo es uno de los grandes detonantes del crecimiento de la ciudad de Mérida. Después de todo, al año recibe miles de visitantes de distintas partes de México y del mundo. Entre el turismo nacional existe la frase “cuando se acabe el mundo me voy a Mérida”, eso en clara referencia a la tranquilidad y paz que se vive en esta encantadora y pintoresca ciudad.


Pero el turismo va más allá de recibir visitantes que llegan por un simple atractivo colonial, regional y de recreación.


La ciudad de Mérida recibe turismo médico, de convenciones y de negocios. Eso abrió nuevas oportunidades y nuevos panoramas para los empresarios, médicos, pacientes, entre otros.


Cuando un turista se enamora de la ciudad y decide llegar a Mérida a vivir no es únicamente para acoplarse a la cultura de esta ciudad. Existe toda una cultura que viene consigo que contribuye a enriquecer el panorama de esta ciudad.


Gracias a este fenómeno, el centro histórico de la ciudad ha vuelto a la vida, los empresarios volvieron a ver hacia él, los jóvenes volvieron a sentirse parte de él y, lo más importante, permitieron que más gente disfrutara de esta ciudad.


Las oportunidades de negocio también se abrieron, los empresarios y grandes marcas encontraron en la ciudad de Mérida un territorio ideal para realizar negocios seguros, traer tiendas, locales y líneas comerciales que nunca antes se habían abierto. Todo esto en un círculo virtuoso, al llegar una marca y demostrar su éxito, resultó fácil que otras empresas voltearan a ver a la ciudad.


Pero ahí no se detiene todo, junto con este crecimiento, también crecieron las oportunidades de inversión para locales y turistas. Lugares como Cabo Norte ofrecen una experiencia única en inversión patrimonial, ya sea para habitar o simplemente como una forma de recibir rendimiento por un capital, Cabo Norte, y Mérida son una gran opción para quien ama vivir a lo grande.

Author


Avatar