Transformación de Mérida

Zastuntunic, una aventura bajo tierra 





Antes que nada: Zastuntunic no es para cualquiera, pero si eres amante de la adrenalina o tienes ganas de vivir una aventura extrema, entonces sigue leyendo.
También conocida como La Gruta de cristal o la gruta Chocantes, se trata de una oquedad natural ubicada en el municipio de Tekax, Yucatán, a hora y media de la capital.

 

Visualiza esto: la gruta tiene boca de dolina cerrada en forma de caracol en la que se baja caminando en declive aproximadamente 50 metros, después se llega a 3 grandes bóvedas principales hasta llegar a un túnel estrecho de unos 300 metros que se cruza arrastrando pecho tierra y a cuatro patas.



Tampoco te desanimes, el principio del recorrido está adaptado para facilitar la entrada a los aventureros. Para descender los primeros 10 metros, hay una escalera de metal, posteriormente encontrarás algunos escalones hechos con llantas viejas en los que desciendes otros 20 metros para luego bajar por una escalera de madera y grandes piedras ayudándote de una soga. Cerca de la entrada, los guías te proporcionan algunas medidas de seguridad y te ofrecen dejar las malas vibras para cargarte de energía positiva en un legendario árbol de Ceiba,  considerado sagrado en la cultura maya.

 

Conforme avanzas en el recorrido, la dificultad irá en aumento. Este viaje por el interior de la tierra se termina con esfuerzo, pericia y mucho, mucho sudor.


Grandes piedras, caminos muy estrechos y un terreno engañoso hacen de ésta una aventura inolvidable. Sin embargo, el esfuerzo vale la pena, al llegar a una de las bóvedas verás en las paredes marcas de agua de lo que alguna vez estuvo bajo el mar. El camino continúa y la siguiente recompensa es ver “cascadas” de minerales que brillan con la luz de las lámparas. Las grandes formaciones de estalactitas y estalagmitas te quitarán el aliento.
Una vez que dejes atrás el  “Paso del macho”, una pequeña abertura entre dos grandes formaciones rocosas,  llegarás a la tercera bóveda.  Aquí te sorprenderás con enormes formaciones de cristal mineral que asemejan cascadas de agua congelada.
Para salir de las grutas hay que hacer el mismo recorrido que hiciste para entrar, así que prepárate para un esfuerzo físico sumamente demandante. 

 

Si te animas a bajar a las entrañas de la tierra, espera estar ahí alrededor de 9 horas. Lleva zapatos cerrados y antiderrapantes, alimentos (de preferencia barras energéticas), baterías, rodilleras, coderas y suficiente agua, pues la humedad dentro de las grutas hará que pierdas líquidos rápidamente.

 

Ya lo sabes, si quieres vivir una aventura que nunca olvidarás, Zastuntunic es tu siguiente parada.

 

Fuente: Yucatán Travel

Author


Avatar